Soñar la realidad: una antología personal, de Sergio Pitol.

Hablar del universo narrativo de Sergio Pitol es hablar de uno en expansión. Pitol es un maestro de la forma. Mejor dicho: de las múltiples formas que componen su obra. En Soñar la realidad: una antología personal, el autor reúne algunos de los textos que a lo largo de muchos años han dado cuerpo a lo que puede considerarse entre lo mejor de la literatura mexicana reciente.

Pitol es un apasionado de los tonos y de la trama, sin olvidar por supuesto su obstinada atracción por el lenguaje y los personajes. Eso es justamente esta muestra de textos suyos: un conjunto muy bien logrado de lo que alguna vez denominara su “Ars Poética”. Abundan en el libro los ensayos, pero principalmente los relatos. Pitol se mueve entre ambos géneros con tanta naturalidad que llega a mezclarlos. Y sí, Pitol narra y al mismo tiempo reflexiona con intenciones ensayísticas; escribe un ensayo y pareciera que estamos en presencia de una historia.

Sergio Pitol, Soñar la realidad: una antología personal. España, Random House, 2006, 320 pp.

Quizá por lo cosmopolita de su personalidad escritural —fue por mucho tiempo diplomático de México en Europa—, Pitol transporta a sus lectores a inexploradas regiones del mundo. El orden de Soñar la realidad... no es estrictamente cronológico. Comienza con algunas remembranzas —la de él mismo y sus comienzos de escritor, y la de Carlos Monsiváis— y prosigue con algunos cuantos ensayos que llaman la atención sobre distintos temas que le inquietan.

Ejemplo: “Don Giovanni, ese drama giocoso” y “La marquesa nunca se resignó a quedarse en casa”, ensayo este último sobre el presente y el futuro de la novela. En esta parte del libro también se encuentran, sin embargo, otros apuntes fundamentales para la comprensión de la literatura “pitoliana”. A saber, “De reconciliaciones” y “¿Para un Ars Poética?” en el que Pitol se explaya en los motivos y las obras literarias que más han influido en su vida de escritor.

Lo que puede considerarse como “la segunda parte” del libro se compone de relatos. Allí están los mejores. O por lo menos los más recordados por la intensidad de su trama o la intensidad de su estructura verbal. Destacan así: “Victorio Ferri cuenta un cuento”, “Amelia Otero”, “Cuerpo presente”, “Vals de Mefisto” y “Nocturno de Bujara”, entre otros.

Finalmente están las apreciaciones críticas. Pitol abunda aquí en temas que le subyugan; se ocupa de sus autores preferidos, nunca lo suficientemente bien leídos. A saber: Anton Chéjov, Thomas Mann, Mijaíl Bulgákov, Ivy Compton-Burnett, Flann O’Brien y Antonio Tabucchi.

Enseguida algunos de los recursos destacables del libro.

La reflexión que se entrecruza con la narración.

Espero a Monsiváis en el Kikos de la Avenida Juárez, frente al Caballito. Quedamos de vernos a las dos, comer juntos y darles un vistazo a las últimas planas del material que publicaré en los Cuadernos del Unicornio. No sé cuántas veces he releído esas pruebas, pero me sentiré más seguro si él les hecha un vistazo…

La apreciación crítica y la ironía

¡Tu pobre sabiduría! En un reciente festival mozartiano te sorprendió la semejanza entre Cherubino y don Juan. De no ser por la lista en que Leporello enumera las galantes victorias de su amo, nada conoceríamos de su pasado. Y ese pasado se reduce a cifras: en Italia, 641; en Alemania, 231; en Turquía, 91, y en España, 1003: datos sin vida, multitud femenina carente de rostro…

Lo denso de la narración

El hielo se había cristalizado en la ventanilla donde reclinaba la cabeza formando una capa de apagado brillo, una superficie de pelusa helada semejante a la piel de una liebre…

Los libros comprados a través de este enlace contribuyen al sostenimiento de este blog y de su contenido.

ENTRADAS RELACIONADAS:

Francisco Payró

Macultepec, Tabasco, 1975. Economista y escritor. Autor de los libros de poesía "Bajo el signo del relámpago" y "Todo está escrito en otra parte", así como del conjunto de ensayos "Tradición y búsqueda en el trópico: ensayos sobre poesía tabasqueña contemporánea".

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *