Vientos de cuaresma, de Leonardo Padura.

No había leído antes a Padura y esta, Vientos de cuaresma, es la primera novela que leo del autor cubano. Se trata de una narración policiaca que en lo fundamental tiene como personaje serial al policía Mario Conde y a la idiosincracia cubana como trasfondo en el que transcurren las historias detectivescas narradas.

Conde conoce a una mujer, Karina, y se enamora de ella mientras tiene que investigar el caso de una profesora asesinada. Para aclarar las circunstancias del crimen, el policía se ve obligado a sumergirse en un mundo sórdido de corrupción y pudrición moral, así como de frustraciones y desigualdades en una Cuba donde el socialismo resultó ser una quimera.

Después de tantos años trabajando en la policía se había acostumbrado a ver a las personas como casos posibles en cuyas existencias y miserias tendría que escarbar alguna vez, como un ave carroñera, y destapar toneladas de odio, miedo, envidia e insatisfacciones en ebullición… 

En medio de diálogos en los que abundan los giros habaneros, las menciones a la cocina cubana (Ajiaco a la marinera, anunció entonces, y colocó sobre el fogón su olla de banquetes casi mediada de agua y agregó la cabeza de una cherna de ojos vidriosos, dos mazorcas de maíz tierno, casi blanco, media libra de malanga amarilla, otra media de malanga blanca y la misma cantidad de ñame y calabaza, dos plátanos verdes y otros tantos que se derretían de maduros, una libra de yuca y otra de boniato…), la trama avanza en torno a la averiguación sobre la procedencia de los restos de marihuana en el lugar del crimen y alrededor de la vida afectiva de el Conde (que se reúne y discute con sus amigos sobre sus querencias y sueños incumplidos, y con Karina, con quien traba una relación profundamente sexual).

Leonardo Padura
Leonardo Padura, Vientos de cuaresma, España, Tusquets Editores, 232 pp.

La historia, por otra parte, transcurre en medio del bochorno insoportable de La Habana (El viento peinaba la Calzada del barrio como si aquel arrastre de suciedades y tierras muertas fuera su única misión en el mundo…) y en la misma algo se habla de las aspiraciones frustradas de el Conde por convertirse en escritor, en lugar de seguir en el mundo sórdido del oficio policiaco (La nostalgia te engaña: nada más te devuelve lo que tú quieres recordar y eso es a veces muy saludable, pero casi siempre es moneda falsa…).

Las descripciones y divagaciones sobre La Habana ocupan, asimismo, un lugar notable en la novela:

Me gusta descubrir esos altos impredecibles de La Habana —segundas y hasta terceras plantas, frontones de un barroquismo trasnochado y sin retorcimientos espirituales, nombres de propietarios olvidados, fechas de cemento y lucetas de vidrio incompletas por las piedras y las pelotas y los años—, donde siempre pensé que había aire hasta el cielo. A esa altura, superior a la escala humana, está el alma más limpia de la ciudad, que abajo se contamina de historias sórdidas y lacerantes…

Al final, y como siempre, el Conde termina por resolver el caso (un alumno enviciado con la marihuana y con la misma victima) es el asesino, las conexiones del caso alcanzan a verdaderos peces gordos y Karina —la mujer de la que se enamoró luego de acostarse con ella— termina confesándole que es casada y que no puede coninuar con él.

Leonardo Padura ha escrito con esta novela policiaca una obra que, siendo parte de una saga, exhibe convincentemente un trozo de la realidad cubana bajo el dominio castrista. Muestra, después de todo, que bajo la fachada de una sociedad progresista y sin fisuras en torno al socialismo es posible encontrar, como en todas partes, pudrición.

Trailer de la película “Vientos de La Habana” (dirigida por Félix Viscarret), basada en la novela “Vientos de cuaresma”, de Leonardo Padura.
Los libros comprados a través del botón contribuyen al sostenimiento de este blog y de su contenido.

Acerca del autor

Francisco Payró
Macultepec, Tabasco (1975). Economista y escritor. Autor de "Bajo el signo del relámpago" y "Todo está escrito en otra parte". Ha publicado poesía, ensayo y cuento en diferentes medios y suplementos culturales de circulación estatal y nacional.

About Francisco Payró

Macultepec, Tabasco (1975). Economista y escritor. Autor de "Bajo el signo del relámpago" y "Todo está escrito en otra parte". Ha publicado poesía, ensayo y cuento en diferentes medios y suplementos culturales de circulación estatal y nacional.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *