Diario peligroso. Día 55

Leí hoy mi texto sobre El libro vacío, de doña Josefina, en el edificio de la rectoría de la UAM. Lo terminé apenas ayer, luego de dar con un hotel barato (cercano al Paseo de la Reforma) en el que pasar la noche.

Increíblemente, a pesar de la premura con que lo escribí logré terminar un texto “redondo”. Exploro en él la dualidad de José García, el personaje que escribe y no escribe la novela que se ha propuesto escribir. O que, en todo caso, la escribe como una manifestación expresa de la nada que lo consume.

En la serie de lecturas de hoy, como en la de ayer, abundaron los lectores provenientes de la UNAM, de la UAM, del Claustro de Sor Juana y de otros centros de investigación y de enseñanza literarias (incluidas algunas extranjeras). Todo muy cool en ese  mundo de sabihondos en el que se rinde culto a la escritura de una mujer que en su tiempo debió de haber enfrentado el desdén y, quizás, la sospecha en torno a su quehacer literario y a sus encrucijadas vitales.

En la mesa participaron también Ramón Bolívar y Carlos Coronel. Ramón abordó en su ponencia algunos aspectos relativos a su cercanía con “la peque” en tanto que Carlos leyó un texto rebuscado en el que cree ver paralelismos entre el personaje de El libro vacío y un personaje (que ahora he olvidado) extraído de sus múltiples lecturas.

Más tarde hay una comida a las afueras de la rectoría. Carlos y yo aprovechamos el espacio para intercambiar comentarios con algunos de los ponentes, casi todos ellos con grados universitarios respetables en el ámbito de las letras (dos de ellos, una española y un italiano de la isla de Cerdeña, han incurrido en la osadía de traducir al italiano Los años falsos y tienen a bien obsequiarme un ejemplar).

Por la tarde, obligado como estoy a volver a Villahermosa para cumplir con el empleo con el que cumplo casi a regañadientes, abandono el coloquio y me dirijo al aeropuerto. Antes de salir, me tomo unas cuantas fotos con Ramón, Carlos y Álvaro Ruiz Abreu, que también ha participado con un texto. Vuelvo pues a Tabasco, después de cruzar media Ciudad de México, en un vuelo que transcurre por fortuna sin contratiempos. 

Acerca del autor

Francisco Payró
Macultepec, Tabasco (1975). Economista y escritor. Autor de "Bajo el signo del relámpago" y "Todo está escrito en otra parte". Ha publicado poesía, ensayo y cuento en diferentes medios de circulación estatal y nacional.

About Francisco Payró

Macultepec, Tabasco (1975). Economista y escritor. Autor de "Bajo el signo del relámpago" y "Todo está escrito en otra parte". Ha publicado poesía, ensayo y cuento en diferentes medios de circulación estatal y nacional.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *