Libertad a través del arte: la estructura de las palabras en Caliwood, de Gloria Chávez Vásquez

De próxima publicación en los Estados Unidos, Caliwood, de Gloria Chávez Vásquez, es un libro de relatos que aborda la complejidad social de su natal Cali, Colombia, desde una perspectiva fresca y audaz. El presente texto —mismo que habrá de servirle de prólogo— de Gabriel Avilés se aproxima al volumen como una invitación entusiasta a esperar su aparición, y a leerlo. 

Caliwood es un lugar basado en la realidad, un mundo envuelto en la ficción y coloreado del realismo mágico que caracteriza la literatura colombiana. La nueva colección de cuentos de Gloria Chávez Vásquez es un homenaje a la ciudad de Cali donde residió antes de emigrar a Nueva York. El libro está dedicado a Carlos Alberto, su hermano menor, el artista cuyas obras iluminan esta edición.

Hay en esta colección de relatos dos líneas equidistantes que logran la unificación para formar una tercera: Cali, Nueva York y la fusión de ambas. Dieciséis relatos que conducen al lector amante de la libertad a través del arte por una literatura fresca, sin moralismos ni prejuicios. Como escritor, me complace la narrativa de esta compilación en la que entes individuales conforman un todo, donde puede adivinarse la sangre colombiana de la autora, aunque algunos de sus personajes existan en una NuevaYork cuya esencia es lo efímero, lo que sucede alguna vez y nunca se repetirá.

Gloria Chávez Vásquez, autora de “Caliwood”.

El realismo mágico se hace  evidente en estos cuentos, a través de los ojos de un niña observadora y temeraria frente los acontecimientos que suceden a su alrededor, así como evidentes son los tintes kafkianos en las historias donde predominan conceptos como el prejuicio, los sueños y las elucubraciones que llevan a la autora a ser un personaje aparte del protagonista dentro de la trama.

En esta serie, como en las anteriores, la autora examina los temas sociales más apremiantes: tanto los fenómenos de corrupción (desde un relato acerca de un concursos literario), como las dificultades que tiene una mujer para adentrarse en el mundo del periodismo tercermundista y para ser tomada en serio, un problema vigente en la actualidad. Igualmente expone la crueldad de aquellos seres inconscientes que atormentan a los animales solapándose en la investigación científica.

Chávez Vásquez retrata la soledad en sus aspectos varios: en el individuo que sólo a través de una caracterización se siente vivo. O en la melancolía que se refleja en una joven cuya incertidumbre compara con la de los astronautas que llegan a la luna, dando al lector la oportunidad de reflexionar sobre si todo en nuestra vida es ilusorio.

La mentira, ese instinto que en ocasiones es mecanismo de defensa y otras veces una falla en la comunicación entre seres humanos que mienten para salvar una situación fuera de control, se perfila en relatos como “Alicia, la vida”, donde por más alto que llegue el ser humano al final de cuentas siempre retorna a sus orígenes. Por otro lado, un relato como “El trigo filosofal”, muestra a los lectores que no debemos perder la esperanza ni aún después de muertos.

La narrativa de Gloria Chávez Vásquez seduce por el encanto de los personajes: en su mayoría gente buena, de sentimientos nobles, que a través de su oscuridad y sus intenciones nos revelan grandes recovecos del alma. Su estilo agrada por la frescura a la hora de contar la historia (quizás desde los ojos de juventud de la autora), hasta el momento en que un hombre en su adultez trasciende a otro plano infinito, desconocido, pero no por ello sin esperanzas.

Con este libro, Gloria Chávez Vásquez demuestra la fuerza, la tradición y el promisorio futuro de la literatura colombiana. Sin importar dónde radiquen sus autores, ellos llevan su tierra en el corazón y le rinden tributo por medio de las letras. Caliwood es un libro atrevido, con un elegante estilo literario y una fuerza narrativa cuya pasión radica en una mujer atemporal y sumamente comprometida con la literatura.

Gabriel Avilés

Mérida, Yucatán, 1974. Escritor, promotor cultural, poeta, productor de televisión y radio, locutor, conferencista y editor. Autor, entre otros libros, de "Presagios", "Cartas para la hoguera" y "A la deriva del infinito".

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *