Entrevista: Alejandro Rabelo García, la experiencia de ser autoeditado en Amazon.

Escritor y periodista, Alejandro Rabelo García (Villahermosa, 1982) es el autor tabasqueño de Grimorio de los amores imposibles, libro de relatos publicado por Amazon y ahora con edición impresa on demand.  Convencido de las grandes posibilidades que ofrecen actualmente las distintas plataformas digitales para autores como él —recién llegado a la escena de las publicaciones literarias—, el también editor y director del blog ContradicciónES nos habla en esta entrevista de su experiencia de autoeditarse haciendo uso de la plataforma proveída por el gigante mundial del comercio electrónico y de su búsqueda por llevar su trabajo literario a un cada vez mayor número de lectores.        

Grimorio de los amores imposibles. ¿Cómo se entiende este libro de relatos, el primero publicado bajo tu autoría?

Se trata de un libro seminal que recoge mis primeros ejercicios como autor de cuentos. En él se incluyen relatos de hasta veinte años de antigüedad que retomé y renové para este volumen. El tema de los relatos es el de los amores imposibles y gira alrededor del sentido más laxo del término grimorio, que es una palabra medieval utilizada para libros de hechicería, recetarios e incluso para textos sobre herbolaria. Esos libros solían incluir dibujos, además de ser complejos y muy voluminosos. Por otro lado, el libro también se centra en la relación amorosa que no necesariamente remite a la pasión o al erotismo, sino a los lazos emocionales. Hay en él, por ejemplo, un relato que aborda el maltrato animal; otro que se centra en el cambio que se produce en una relación amorosa a raíz de un accidente; otro más se aproxima al drama del suicidio, en tanto que algún otro narra el conflicto entre dos hombres que comparten a la misma mujer.

El amor como imposibilidad o como ideal irrealizable es entonces el gran tema del libro…

Sí, se trata de trece historias de relaciones en las que el amor es imposible en la medida en que hay en ellas algo muy distinto a lo que como humanos percibimos como amor: cierta limpieza y cierta pureza en el juego, cierta reciprocidad y cierto intercambio. Eso no significa que en los relatos no haya sexo o erotismo; también esos elementos pueden llegar a imposibilitar un amor cuando lo condicionan, cuando se convierten en el todo de la relación o cuando lo subvierten para convertirse en instrumentos de poder.

El libro ha sido publicado en una edición digital e impresa que se consigue sólo a través de Amazon. ¿Habías intentado publicarlo bajo una edición convencional?

De hecho en 2016 exploré esa posibilidad con la editorial Porrúa, que ese año lanzó una convocatoria para cazar nuevos talentos entre escritores jóvenes. Reservando mis derechos de autor, mandé a dictamen este libro y uno más que también terminé de escribir; los dos pasaron una serie de criterios que la editorial aplica a títulos de autores noveles, pero al día de hoy no he vuelto a tener noticias de los dos editores con los que en su momento me entrevisté. Después me encontré con una convocatoria abierta de Amazon. Teniendo el antecedente que tenía con Porrúa decidí enviar el libro para su aprobación y al día de hoy el libro ya puede comprarse en línea.

¿Y cómo ha sido tu experiencia de publicar a través de Amazon?

Bueno, Amazon revisa los libros casi logarítmicamente, pero lo cierto es que la calidad del libro corre por tu cuenta. A ti te corresponde prácticamente toda la labor de edición y promoción, y si el libro logra colocarse en cierto mercado de lectores te puede ir más o menos bien con las regalías; claro, una vez que te descuentan la comisión correspondiente.

¿Toda la promoción corre entonces por tu cuenta si publicas en Amazon?

Casi por completo. Ellos te ayudan en todo caso con descuentos y con lecturas gratuitas de ciertos pasajes por un tiempo limitado. Si deseas vender ejemplares impresos, primero debes comprárselos para luego distribuirlos. El problema en México, a diferencia de lo que pasa en Estados Unidos, Canadá y Europa, es que aquí no se cuenta con disposición de ejemplares impresos. Comprar desde aquí un ejemplar equivale a tener que importarlo.

¿Cuál ha sido, frente a ese esquema tan difícil para el escritor como el que impone Amazon, tu propósito de publicar un libro mediante esa plataforma?

Universalizarlo en la medida de lo posible.Tengo amigos en el extranjero que ya lo han comprado, lo que para mí es ya una buena noticia. Por otro lado, publicarlo así es una forma de hacer frente a la enorme dificultad que para escritores como yo, sin una larga trayectoria, significa tratar de abrirse paso en “la república de las letras”, tan limitada por cierto a unas cuantas figuras y falta de debutantes. Entiendo muy bien el riesgo que para una editorial como Porrúa es publicar a  jóvenes casi desconocidos, así que esa es la razón de que me hubiera decidido por la autoedición a través de Amazon.

¿Y cuál es tu experiencia? ¿Cómo le ha ido a tu libro en Amazon?

Después de haberlo publicado en julio de 2017, he conseguido vender unos cuantos ejemplares fuera de México, principalmente entre amigos. Como experiencia de publicación creo que es un antecedente importante, aunque hay que reconocer que uno compite con un mar infinito de publicaciones. Al hecho de que en Amazon se venden stocks de librerías como el Fondo de Cultura Económica, por poner un ejemplo, se suma el que las autoediciones se ven todavía en países como el nuestro como ediciones de baja calidad literaria o de poco cuidado editorial;  a diferencia de lo que ocurre en mercados más consolidados como Estados Unidos o Europa.

¿Intentaste publicarlo aquí en Tabasco?

No. Quien me conozca, o me haya leído un poco, sabe que yo he documentado los procesos editoriales en Tabasco. En todos me he encontrado con casos de tráfico de influencias, con falta de revisión seria y con falta de indicadores respecto a las publicaciones. Aquí prácticamente se publica y se dan becas porque en algo hay que gastarse el recurso federal y el estatal. No existe tampoco la buena práctica de asignar el dinero para publicaciones tomando en cuenta las tasas de retornos que puedan proporcionar los libros y los autores en términos de originalidad, de productividad y de relevancia. En Tabasco lo que de verdad hay es el amiguismo, las revanchas, las renuencias, la antropofagia y muchos escritores “jarritos de Tlaquepaque” que nunca crecerán como autores.

De acuerdo con tu experiencia, ¿entre nosotros hay futuro para la autoedición on demand?

En América Latina, a diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos o en Europa (donde publicar una autoedición es un plus con posibilidades de aceptación entre muchos lectores), la autoedición se percibe como una labor descuidada o de baja calidad. Por otro lado, somos un continente con pocos lectores. Esas dos cosas llevan a la existencia de un mercado muy pequeño para los libros autoeditados en nuestros países.

¿Apuestas entonces por un mercado extranjero para tus libros?

En buena medida, sí. Aunque no dejo de escribir textos insertos en la realidad local, y no por eso localistas, con miras a ser leído fuera de aquí. Tengo amigos en el extranjero que me están ayudando a traducir este libro al inglés. Mi propósito es hacer lo mismo con los libros que le sigan. Con buena suerte, a alguien por ahí podría gustarle lo que escribo y ayudarme a publicar bajo otros sellos. Publicar en Amazon es también un antecedente que puede servir de ayuda.

De modo que seguirás apostando por las plataformas en línea y de manera independiente…

Definitivamente que sí. Lo hago ahora desde mi blog, donde publico mis trabajos periodísticos, y pienso hacerlo desde otras plataformas en las que sea posible para mí publicar mis relatos. Entre ellos el argumento cinematográfico y las series televisivas, dos maneras distintas de hacer creación literaria. Por otro lado, otras maneras, no necesariamente orientadas a monetizar la tarea creativa, como los colectivos, los talleres literarios y los círculos de lectura son modos alternativos de hacer llegar tu obra a un público más amplio.

Los libros comprados a través de este sitio web contribuyen a su sostenimiento y a la continuidad de su contenido.

ENTRADAS RELACIONADAS:

Francisco Payró

Macultepec, Tabasco, 1975. Economista y escritor. Autor de los libros de poesía "Bajo el signo del relámpago" y "Todo está escrito en otra parte", así como del conjunto de ensayos "Tradición y búsqueda en el trópico: ensayos sobre poesía tabasqueña contemporánea".

Un comentario a “Entrevista: Alejandro Rabelo García, la experiencia de ser autoeditado en Amazon.

  1. Helena Pocock
    17 Abril, 2018 at 4:32 pm

    Hi there Entrevista: Alejandro Rabelo García, la experiencia de ser autoeditado en Amazon. | Francisco Payró, escritor.

    Discover The Secret 3-Step Amazon Formula
    Start Earning Affiliate Commissions On Demand!
    Start Seeing Regular Big Commission Checks!
    Watch this video: http://bit.ly/Shop_ABot

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *