Diario peligroso. Día 38.

Mataron a Muamar Gadafi, el extravagante y otrora todopoderoso líder de Libia. La televisión ha difundido las imágenes del horroroso acontecimiento. Al pobre lo cazaron como a una rata de alcantarilla mientras huía del ataque de la OTAN y de las fuerzas rebeldes que finalmente dieron con él y no tuvieron clemencia a la hora de ejecutarlo.

Lo lincharon, sin más, como a un vil delincuente. Como a un criminal de la más baja estofa. Con la noticia, las imágenes de su  captura se han convertido en la más publicitada noticia de la televisión y de todos los medios digitales e impresos. A Gadafi se le ve rodeado, antes de su asesinato, por una turba enloquecida que da cuenta de él como un guiñapo. Pobre. Él que parecía inamovible y eterno en su condición de “hermano líder y guía de la Revolución libia”. Él que se atrevió a poner en jaque a los gobiernos de las principales potencias mundiales, las mismas que hoy (a través de una intervención militar de la OTAN) han conseguido eliminarlo.

Gadafi

¿El poder ya no es lo que era? Podría preguntarse uno como se pregunta el profesor Moisés Naím. Y tal parece que la respuesta no puede ser sino negativa. No, el poder ya no es lo que era. Hace apenas unos años, también Sadam Husein, el omnímodo e implacable presidente de Irak, corrió con la misma suerte de Gadafi (a Husein lo sentenció a la horca un Alto Tribunal Penal Iraquí integrado a modo por los Estados Unidos), de manera que en el horizonte del poder en el mundo pocos son los sobrevivientes de aquel viejo modo de ejercer el mando (pienso en los Castro, de Cuba; en la dinastía que gobierna Corea del Norte desde hace décadas; en ciertos reductos de poder en China). Pero pare uno de contar.

El poder no es lo que era. Lástima por el pobre Gadafi, que no pudo prever (ni en sus más delirantes sueños) que acabaría cazado en las calles de Sirte, su ciudad natal, como una triste rata.

ENTRADAS RELACIONADAS:

Francisco Payró

Macultepec, Tabasco, 1975. Economista y escritor. Autor de los libros de poesía "Bajo el signo del relámpago" y "Todo está escrito en otra parte", así como del conjunto de ensayos "Tradición y búsqueda en el trópico: ensayos sobre poesía tabasqueña contemporánea".

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *